F de Formas (de Flâneur)

“El turista nunca sabe dónde estuvo;
el viajero nunca sabe adónde va.”

En las reuniones con amigos y conocidos, siempre que comento que laburo en una agencia de viajes, son inevitables las consultas: – ¿No conseguís algún vuelito mas barato? – o algo por el estilo. Este tipo de preguntas me hacen la mayoría de las veces.

Después de un par de vueltas por varios laburos vinculados a la actividad turística, terminé trabajando en  una agencia de viajes. En realidad es una agencia que tiene la representación de varios operadores mayoristas. En síntesis, laburo de intermediario del intermediario que ya son las agencias de viajes entre los servicios y los turistas.

No hay una única forma de viajar. Esto, estimo, es algo que ya se sabe. Por mi parte, nunca contraté un viaje en una agencia de viajes. De hecho, no lo consideré nunca, y ahora que trabajo en una, menos aún.

Siempre que planeo un viaje, busco información en blogs. Información acerca de posibles lugares dónde alojarme, qué lugares visitar, etc. Aunque reconozco que nunca planifico demasiado mis viajes. Tener programado de ante mano cuántos días voy a estar en tal ciudad, y cuántos días en tal otra, me genera cierta sensación de agobio. Me limito a ver de qué forma llego a destino, y una vez que este allá, me preocuparé por buscar dónde duermo, si me quedo en esa ciudad o para donde rumbeo. Eso me encanta.

Una vez, un amigo por chat me hizo una de las preguntas que me suelen hacer cuando saben que trabajo en una agencia de viajes. Pero algo me desconcertó un poco.

Me contó que tenia ganas de irse de viaje.

– ¿a dónde? – le pregunté.  
– Jamaica – me dijo y agregó – ¿Mal?-  
– ¿mal qué? – le pregunté.   
– mal destino… – respondió.  
– no, por!?.-  
– Ud. es la que sabe – añadió.  Acá me sorprendió de alguna manera… Yo cómo podía saber si un destino es malo o bueno. De hecho, no creo que sea así. Por eso le respondí que dependía de lo que quisiera hacer. Que no hay lugares malos para mi, sino que hay diferentes expectativas de viaje. Y me acordé que hace poco una agencia de viajes a la que le proveemos paquetes, me pedía un cambio de hotel para un pasajero que tenia en destino. La pasajera estaba en Baru y reclamaba urgente un cambio de hotel a Cartagena porque en donde estaba no había nada para hacer, además de mucha vegetación. Yo no lo podía creer. Pero bueno, vuelvo a lo que ya dije: hay diferentes formas de viajar y distintas expectativas de lo que son unas buenas vacaciones o un buen destino.

Hay turistas y hay viajeros. El viaje del turista esta mas asociado a alguien que viaja y consume experiencias como quien consume productos. Habitualmente viaja con la limitación de un tiempo corto de estadía, padeciendo de esta forma la necesidad de aprovechar obligadamente cada momento lo mas que se pueda. Visitar, recorrer y no dejar de lado lo que debe conocerse de cada destino visitado. Pero esta forma de viajar no es la única posible. Mas allá del tiempo del que se disponga, el dinero, o el destino, lo que varia es la forma, la actitud con que se encara el viaje, las expectativas con las que se planea el mismo. El turista va a encontrarse con lo que ya sabe. El viajero va a perderse.

Y relacionado a esto de perderse, hace unos cuantos días, escuchando una entrevista en radio Metro, en el programa Su Atención por Favor, en el cual hablaban sobre viajes, alguien se refirió a la idea del Flâneur, aquella persona que va como divagando por la ciudad, un paseante que va a la deriva. En Wikipedia se define el termino de la siguiente manera:

“El término flâneur procede del francés, y significa ‘paseante’, ‘callejero’.2 La palabra flâneur (‘callejeo’,  ‘vagabundeo’) se refiere a la actividad propia del flâneur: vagar por las calles, callejear sin rumbo, sin objetivo, abierto a todas las vicisitudes y las impresiones que le salen al paso.”

Charles Baudelaire caracterizó al flâneur como un «caballero que pasea por las calles de la ciudad»; a su vez, es un concepto que también considera Walter Benjamín: “para quien el flanèur, es una suerte de topógrafo urbano capaz de descifrar en todos sus aspectos a la Ciudad ya que en ésta, como en su casa, principalmente porque al recorrerla, al callejearla, al estar inmerso en su accesibilidad, movilidad y equipamiento urbano, la intuye, la de construye y vuelve a construir.”

<

p align=”justify”>Me gustó el termino, porque no solo puede aplicarse a la actitud que uno adopta al viajar, sino que puedo trasladarlo a la cotidianeidad de cada día, convirtiéndose de esta manera en una forma filosófica de vivir y de pensar.

Anuncios
Categorías: Días de abecedario | Etiquetas: , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

OTRA FORMA DE MIRAR

La belleza es la percepción de algo en su contexto adecuado.

apuntes ideas imagenes

Relatos de viaje en primera persona

El Huerto 2.0

Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Lo que ellos no saben

"Lo que en la juventud se aprende, toda la vida dura"- Quevedo

Inspiramundo

Coach Ontológico

Rutina Cortada a Cuchillo

Jugá. Divertite.

flores de paraíso...

Desde mi yo niña, a mi yo mamá, la escalera de mi vida. Narrando para saberme.

Kommon Blog

Free The Writers

marcelillapilla

I am drawing... everything and everywhere

Siempre hacia el oeste

Blog de una vuelta al mundo y otros viajes...

Somos como Viajamos

Compartí con nosotros el camino hacia nuestro sueño: viajar en bicicleta por la ruta 40, desde Ushuaia a La Quiaca!!!

Floren

- Caminante -

PINCELADAS DE UNA MICROVIAJERA

Un blog de fotoperiodismo nimio

pausada

la pau sa diaria

Manual de una Perfecta Desconocida

Intentando tapar el sol con un dedo

A %d blogueros les gusta esto: